VOLVER A DISCIPLINAS

 
 

 

 
 
 

AIKIDO
Responsable Sensei Gabriel Giacumbo

Breve reseña histórica

Doshu Moriteru Ueshiba (1883-1969) fue uno desos más grandes maestros de artes marciales de la historia.
Aunque siendo un guerrero temible, Morihei era principalmente un hombre de paz que detestaba las peleas, la guerra y
toda clase de violencia. Su camino era el Aikido, que puede ser traducido como el camino de la armonización de la fuerza,
o como “El arte de la Paz”.
En sus primeras épocas, Doshu Moriteru Ueshiba sirvió en la infantería en la guerra ruso-japonesa, enfrentó adversidades en su excursión a Mongolia donde bandidos y soldados los atacaban a muerte, y después de dominar varios sistemas marciales (recordar que las artes marciales no estaban divididas como las conocemos hoy en día, eran sistemas de combate que se manejaban dentro de clanes familiares), fue instructor de las academias militares de elite en Japón. Pero Morihei se encontraba en una búsqueda espiritual profunda y tuvo tres visiones que lo transformaron. La primera en 1925, a la edad de 42 años, después de vencer a un gran espadachín, y estando el desarmado y habiendo esquivado todos los lances, salió a su jardín…….. “de pronto la tierra
tembló. Un vapor dorado surgió del suelo y me envolvió. Me sentí transformado en una imagen dorada y mi cuerpo parecía tan liviano como una pluma. De repente comprendí la naturaleza de la creación: el camino del guerrero debe manifestar el Amor Divino, un espíritu que abraza y nutre a todas las cosas. Lágrimas de gratitud y de gozo corrían por mis mejillas. Pude ver a la tierra entera como mi hogar, y al sol, la luna y las estrellas como íntimos amigos. Todo apego
a las cosas materiales se desvaneció.”

La segunda visión ocurrió en diciembre de 1940……. “Alrededor de las dos de la mañana, mientras practicaba una
purificación ritual, olvidé de pronto todas las técnicas de arte marcial que había aprendido. Todas las técnicas que
mis maestros me habían transmitido aparecieron completamente renovadas. Ahora eran vehículos para fomentar la vida,
el conocimiento, la virtud y el sentido común,
en vez de recursos para derribar e inmovilizar a la gente.”

La tercera visión fue en 1942, durante las batallas de la segunda guerra. Morihei vio al Gran Espíritu de la Paz, un sendero que podría conducir a la eliminación de toda lucha y a la reconciliación de la humanidad…….”El camino del guerrero ha sido mal interpretado como un medio de matar y destruir a otros. Aquellos que buscan la competencia cometen un gran error; golpear,
destruir, matar, es el peor pecado que un ser humano puede cometer. El verdadero camino del guerrero debe impedir la matanza, es el Arte de la Paz, el poder del amor.”

Luego de esto, Doshu Moriteru Ueshiba se retiró al campo y dedicó cada momento de su vida a refinar y difundir el Aikido. Enseñó el Aikido como una disciplina creativa del cuerpo y la mente, como un medio práctico de manejarse ante la agresión y como un medio de vida que alimenta el coraje, la sabiduría, el amor y la amistad.

Descripción de nuestra escuela:
En lo referente a nuestra escuela, representamos a Asociación Sudamericana de Aikido.
(dirigido por Sensei Ricardo Corbal).

Asociación Sudamericana de Aikido a su vez, está alineada a la F.L.A. (federación latinoamericana de Aikido)
la cual es dirigida por el shihan Y. Yamada (octavo dan).

Y a través de esta organización pertenecemos a Hombu Dojo, Tokio, Japón; donde reside actualmente nuestro
Doshu, Moriteru Ueshiba, nieto del fundador.